Opinión y noticias

 

El Congreso de EEUU analizó lo que para algunos es la "la mayor amenaza al sistema democrático: el rol de las empresas como Google y Facebook". En las sociedades actuales tales empresas, entre otras, facilitan la difusión de noticias, ponen al alcance de todos el conocimiento en la más absoluta y extensa expresión, no hay nada que no esté en esa fantástica biblioteca global, todo se puede saber por medio de los buscadores de internet en materia de ciencia, tecnología, historia, literatura, filosofía, física y química, composición de medicamentos, medicina y demás conocimientos de profesiones y oficios, prácticas y métodos de las más diversas disciplinas, etc. etc.

Asimismo, en las actividades de servicios, que hacen más fácil la vida de la gente común, como las relativas a los más diversos negocios, en especial en los rubros del transporte, hotelería, sistema financiero y bancario entre otras tantas tareas del quehacer cotidiano.

Internet y las redes sociales, también, permiten la comunicación en tiempo real entre miembros de las familias y amigos. Ya las distancias no son tan angustiantes como antes, ahora se puede ver y hablar con los seres queridos todos los días y en cualquier momento.

Como en todas las cosas, también, hay malos usos de esta maravilla que es internet, pero, en última instancia todo depende del buen criterio e inteligencia de cada uno. Es muy importante observar lo que pasa en los EEUU y, en especial, en su Congreso. Porque lo que ocurre allí por lo general tiene repercusiones hoy en todo el mundo. Las voces de quiénes sostienen que las empresas de internet son la mayor amenaza para la democracia, en realidad, están defendiendo su hasta ahora casi omnipotente poder, porque se dan cuenta que apareció otro poder casi ilimitado: el que da la difusión global del conocimiento, el factor que ha democratizado como nunca antes a las sociedades y que hará caer incluso a los regímenes arcaicos de la opresión.

Internet llegó para quedarse, es un proceso irreversible. Aún cuando el Congreso de la primer potencia quiera hacerlo, no logrará detener este proceso que es la mayor revolución en toda la historia de la humanidad.

Gracias a Google, Facebook y Twitter, y otras empresas, se avanza en la socialización del conocimiento, lo que, lejos de ser una amenaza, por el contrario, es el mayor beneficio a la democracia.

Montevideo, 6 noviembre de 2017.
Alem Garcia

Galería de fotos

Ver más

Redes sociales